El Consejo de Rectores de las ocho universidades estatales del Caribe, integradas en la Red SUE Caribe, oficiaron a la ministra de Educación nacional, María Victoria Angulo, la realización del segundo semestre 2020 a través del trabajo y teletrabajo académico en casa, con la utilización de las mediaciones virtuales.

La decisión la tomaron los directivos universitarios luego de realizar un análisis de las condiciones actuales para asumir el retorno progresivo a la presencialidad con alternancia en las instituciones de educación superior, en el contexto de la directiva ministerial N°13 del 3 de junio, que hace énfasis en el desarrollo de actividades académicas, de laboratorios prácticos y de investigación y en atención al decreto N° 749 del 28 de mayo, que se refiere a la alternancia y gradualidad, y que sugiere el análisis de las condiciones institucionales, territoriales, sumado a la coordinación con las autoridades locales.

“Desde la autonomía universitaria y la corresponsabilidad como miembros del Sistema Universitario Estatal del Caribe, realizamos un análisis de las condiciones actuales para asumir el retorno progresivo a la presencialidad con alternancia en las instituciones de educación superior. Para tal efecto, aplicamos una encuesta en cada una de nuestras universidades en relación con la capacidad instalada, el número y características de la población estudiantil; también, docentes y personal administrativo, teniendo en cuenta para ello, las características mórbidas, culturales y socioeconómicas”, expone el comunicado a la titular de la cartera de educación y que es firmado por el presidente del SUE Caribe y rector de la Universidad de Córdoba, Jairo Torres Oviedo.

Como resultado de ese análisis el SUE sustenta a la ministra de Educación que, una vez comparada la caracterización de variables con los resultados de contagios reportados por el Instituto Nacional de Salud (INS) se encontró que el mayor número de contagios en Colombia está entre las poblaciones con edades de 20-29 años (15.660 casos) y 30-39 años (16.147), a fecha de la sesión virtual de los rectores.

“Nuestra población universitaria es mayoritariamente del rango de edades de 20-39 años; los administrativos y docentes están mayoritariamente en el rango de 30-39 años. Las universidades están clasificadas como lugares de alto riesgo para el contagio del virus COVID -19 (INS). Esta realidad exige una aplicación estricta de normas de prevención en el desplazamiento y desarrollo de las actividades académicas, administrativas y de investigación, donde se requiere la consecución de recursos financieros para la implementación de protocolos de bioseguridad”, precisa la carta del SUE Caribe a la ministra de Educación.

Agregan que una vez analizadas las cifras de casos positivos de la COVD -19 en la zona Caribe, es notorio que, un 38.8% ocurren en los departamentos que son sedes de las instituciones universitarias de la región y adicionan a la argumentación de su decisión que las autoridades municipales y departamentales del Atlántico, Bolívar, Cesar, Chocó, Córdoba, La Guajira, Magdalena y Sucre; siguiendo las directrices del ministerio de Salud están decretando toques de queda, aplicando cercos sanitarios y restringiendo la movilidad de la población en general.

“Reiteramos que, en calidad de universidades públicas hemos volcado toda nuestra capacidad técnica, científica y humana al servicio de los territorios y, de esa forma, acompañar a las comunidades en medio de esta crisis; la mayor parte de los laboratorios para el procesamiento de muestras para COVID-19, lo han facilitado las universidades públicas del Caribe, cumpliendo la tarea misional que por mandato constitucional y legal asumimos; garantizamos el servicio educativo; en medio de las complejidades generadas por la crisis. Igualmente hacemos un llamado al Gobierno nacional, a los departamentales y municipales, para que contribuyan económicamente en la construcción de un modelo de gratuidad en las matrículas, con el fin de que, estudiantes de estratos 1 y 2 en condiciones de vulnerabilidad, puedan mantenerse en su proceso formativo”, reiteran los rectores del SUE Caribe.

Finalmente reafirmaron su compromiso de servicio y liderazgo científico, académico y social; todo esto, con el ánimo de contribuir con modelos pedagógicos y educativos para el fomento y aplicación de las normas de bioseguridad, lo que, sin duda alguna, va a generar una cultura de cuidado y autocuidado social.

Última actualización