La confianza que ha depositado la sociedad en la Universidad de Córdoba permitió que la institución recibiera en donación por parte de varias clínicas y médicos especialistas del Departamento, un termociclador o máquina de PCR, de gran valor en la biología molecular, que permitirá duplicar las pruebas diagnósticas para la COVID -19.

El acto de entrega tuvo lugar durante la mañana de este miércoles 17 de junio en el laboratorio del Instituto de Investigaciones Biológicas del Trópico, IIBT, y confirma una vez más la notoria reputación de la alma mater en el manejo de la crisis por la pandemia del Coronavirus.

El gerente y director científico de la clínica IMAT, Manuel González Fernández, destacó que con la entrega de este equipo se beneficia la sociedad cordobesa, toda vez que se duplica la capacidad de análisis de muestras, con diagnósticos más oportunos y decisiones más inmediatas.

“Queremos contribuir en la lucha contra esta enfermedad, que nos compete a todos y nos reitera el compromiso social que tenemos en este episodio. Debemos salir adelante con el aporte de todos, la sociedad con el aislamiento social, las entidades de la salud atendiendo a la población afectada y la Universidad de Córdoba, con su aporte científico”, sostuvo González Fernández.

El equipo termociclador o máquina de PCR, permitirá, además de la extracción manual hacer otra extracción automatizada, lo que automáticamente aumenta la capacidad del laboratorio en cuanto a resultados diarios.

Es importante anotar que desde el pasado 9 de abril la Universidad de Córdoba a través de su IIBT ha procesado 1.816 muestras moleculares para COVID-19, solicitadas por la Secretaría de Salud del Departamento y cuyos resultados han sido entregados al Instituto Nacional de Salud, acorde a los protocolos que se manejan frente a este tema.

El rector de la alma mater, Jairo Torres Oviedo, en nombre de la institución y de la sociedad, agradeció a las directivas de la clínica IMAT y a las otras entidades y profesionales de la salud que se vincularon a la donación, por el esfuerzo financiero que posibilita mejorar los procesos en el IIBT.

“Es un mensaje de solidaridad y también de confianza de la ciudadanía en el trabajo que hemos adelantado, para enfrentar esta enfermedad como un enemigo común que todos debemos vencer. Con esto enviamos un mensaje de unión y solidaridad frente a una crisis que hay que asumir sin egos, sin individualismos y sin prejuiciosos, queda ratificada la confianza que la sociedad tiene en esta Universidad, por su liderazgo científico”, sostuvo el rector, Torres Oviedo.

Última actualización