Desde que empezó la pandemia generada por el nuevo Coronavirus, que provocó la suspensión de las clases presenciales, las proyecciones indicaban que se iban a dar altos índices de deserción de estudiantes de las universidades incluyendo la alma mater de los cordobeses.

Sin embargo, en el caso de la Universidad de Córdoba al término del primer semestre de 2020 las cifras registran todo lo contrario, este es de los periodos académicos con los más bajos indicadores de deserción de los últimos años.

La división de Admisiones y Registros precisó que de cerca de 17 mil estudiantes que tiene en la actualidad la Universidad, solo se retiraron en este semestre 150, lo que corresponde solo al 0.87% del total de la población estudiantil, una cifra inferior a la registrada en el mismo periodo del año anterior que el indicador fue superior al 1.22 %

El rector de la Universidad de Córdoba, Jairo Torres Oviedo, atribuyó este comportamiento de las cifras al compromiso de los profesores y toda la comunidad universitaria que entendió y se adaptó rápidamente al nuevo escenario de crisis y de esta manera se ofrecieron a los estudiantes las facilidades necesarias para poder terminar de manera satisfactoria este semestre.

“Lo que queda demostrado aquí es que la Universidad ha seguido funcionando a pesar de las contingencias y su funcionamiento demuestra que hemos contado con la solidaridad de toda nuestra comunidad universitaria, hemos comprendido el momento histórico, hemos dado lo mejor de nuestras capacidades y eso es lo que ha permitido sostenernos y vencer la adversidad y hayamos terminado un primer semestre académico en medio de las dificultades generadas por esta crisis y nos aprestemos a iniciar un segundo semestre en mejores condiciones” expresó Torres Oviedo.

Durante la crisis, directivas de la Universidad, dispusieron de apoyo con capacitación y acompañamiento a los profesores que no estaban familiarizados con las plataformas digitales, se hicieron algunas modificaciones temporales al reglamento estudiantil para flexibilizar las actividades académicas, se apoyaron a estudiantes de escasos recursos con paquetes alimenticios, paquetes de datos, atención psicosocial virtual, se dieron plazos para pagos de las cuotas de las matriculas financiadas entre otras acciones direccionadas a garantizar la permanencia de los estudiantes en la Universidad.

El rector Torres Oviedo, confirmó que gracias a las gestiones que se vienen realizando ante instancias públicas y privadas, en los próximos días anunciará un paquete de ayudas y facilidades de las que dispondrá la Universidad para brindarle a los estudiantes para el segundo semestre de 2020.

Última actualización