El rector de la Universidad de Córdoba, Jairo Torres Oviedo, entregó reconocimiento al jefe del programa de Ingeniería de Alimentos, Ricardo Andrade.

Con triple motivo el programa de Ingeniería de Alimentos de la Universidad de Córdoba celebró la excelencia: la Acreditación de Alta Calidad, la Acreditación Internacional en el Sistema ARCU – SUR y las bodas de plata tras los 25 años de estar formando profesionales en este campo, desde el 4 de febrero de 1994, y cuya vida académica inició con 60 estudiantes.

En el marco de esta solemnidad el jefe del programa, Ricardo Andrade, recordó que este estudio surgió como una necesidad de la región para el aprovechamiento y transformación de sus materias primas agropecuarias con el aporte de un grupo multidisciplinario de docentes emprendedores de esta institución: Antonio Guardo Caro, Carlos Cardona Ayala, Luis De La Puente, Víctor Atencio García, Sixto Bermúdez, Rogelio Guarnipar, Arcerio Arará, Laureano Mestra, Amado Pérez, Fabio Pérez, Walter Sariego, Amaury Plaza, Nelson Castillo y Fausto Zapa.

“Desde sus inicios este programa se ha preocupado por inculcar a sus estudiantes competencias genéricas y específicas en las áreas de ciencia, tecnología e ingeniería de alimentos, lo que le ha permitido a nuestros egresados ser profesionales de bien, analíticos y competitivos en el ámbito laboral del sector agroalimentario”, precisó el jefe del programa, Ricardo Andrade.

El programa de Ingeniería de Alimentos de la Universidad de Córdoba, adscrito a la facultad de Ingenierías, cuenta actualmente con 585 estudiantes, 733 egresados y funciona en el campus Berástegui.

El jefe del programa destacó además la entrega, esfuerzo, trabajo en equipo y compromiso en estos 25 años, de docentes, administrativos y estudiantes.

“Por los grandes frutos el programa de Ingeniería de Alimentos ha sido conocido y reconocido en el ámbito nacional y del mundo. Entre nuestros logros podemos mencionar que contamos con una plaza docente al más alto nivel, tres grupos de investigación categorizados en Colciencias, alta productividad científica de profesores y estudiantes, reflejados en artículos científicos, libros y procesos tecnológicos”, argumentó el jefe del programa, Ricardo Andrade.

Destacó finalmente Andrade la participación desde el programa en proyectos de extensión de alto impacto en el sector agroalimentario.