Menú

imagenacreditacion

 

Políticas de Autoevaluación en el programa de Licenciatura en Ciencias Naturales y Educación Ambiental 

 

El Programa de Licenciatura en Ciencias Naturales y Educación Ambiental, concibe la autoevaluación como una política académica para la mejora continua y el logro de las metas de formación del Programa, que le permita transitar hacia niveles de acreditación de alta calidad, en el menor tiempo posible; para poder establecer debilidades y fortalezas específicas, tanto institucionales como del Programa, que generen el cumplimiento con calidad de los planes establecidos para poder garantizar la excelencia académica.

 

Una autoevaluación permanente permite al Programa de Licenciatura en Ciencias Naturales y Educación Ambiental un desarrollo continuo; siendo responsabilidad del Comité curricular del Programa liderar y coordinar el proceso; presentando los resultados, analizando fortalezas y debilidades que definirán  acciones orientadas al mejoramiento continuo. 

 

El Programa asume el modelo y los instrumentos diseñados por la  Universidad para desarrollar su autoevaluación permanente para así lograr la  Renovación del Registro Calificado. La ponderación de cada característica según las particularidades del Programa. La evaluación o examen de la calidad desde la perspectiva interna implica establecer los estándares de comparación, por lo tanto, basados en una discusión académica, cada Programa define los estándares propios que se utilizan en la interpretación de los resultados.

 

Para la Autoevaluación como  proceso integral, se debe: 

•  Asumir la autoevaluación como un proceso formal que sigue directrices institucionales y nacionales. 

•  Retroalimentar los procesos académicos a partir de los resultados de  la autoevaluación. 

•  Hacer de la  autoevaluación un proceso participativo, que posibilite el consenso y garantice la claridad y transparencia.

 

El Programa de Licenciatura en Ciencias Naturales y Educación Ambiental consciente de su compromiso social con la región y el país, y comprometido con su misión de ser un espacio académico para la aprehensión, la construcción y reconstrucción permanente del conocimiento, en una interacción efectiva con el entorno biofísico y social en el que se desarrolla, asumirá la autoevaluación como un proceso fundamentalmente cualitativo en que los indicadores permitan establecer debilidades y fortalezas específicas, tanto institucionales como del programa, que incidan en el cumplimiento con calidad de los propósitos de formación definidos y garantizar la excelencia académica. 

 

Teniendo en cuenta los anteriores criterios se establecen, de manera inicial, los propósitos que le permitirán al Programa de Licenciatura en Ciencias Naturales y Educación Ambiental definir y orientar su proceso de autoevaluación y a partir de los resultados, buscar perfeccionar cada día sus procesos académicos y administrativos y generar periódicamente compromisos institucionales que lo lleven a un mejoramiento continuo del servicio público educativo que ofrece. El Programa define de manera inicial como propósitos auto regulativos: 

 

  • Generar una cultura de Autoevaluación permanente que sirva al fortalecimiento del desarrollo del programa con fines de acreditación de calidad. Este proceso será responsabilidad del Comité de Acreditación y Currículo del Programa, el cual liderará y coordinará el proceso; presentará los resultados, analizará fortalezas y debilidades y definirá acciones orientadas al mejoramiento continuo.
  • Acoger el modelo y los instrumentos diseñados por la Universidad para desarrollar la autoevaluación permanente con fines de acreditación de calidad. La ponderación de características, propia del programa será una tarea a desarrollar en el momento oportuno.
  • Asumir la Autoevaluación como un proceso integral, en el que cada una de los componentes, tiene incidencia en la calidad global del programa y en el cumplimiento de la misión Institucional.
  • Asumir la Autoevaluación como un proceso formal que sigue directrices Institucionales y Nacionales. 
  • Retroalimentar los procesos académicos a partir de los resultados de la autoevaluación. 
  • Hacer de la Autoevaluación un proceso participativo, que posibilite el consenso y garantice la claridad y transparencia.

 

Ir Arriba